Nosotros

Somos Procesadora de Alimentos Ti-cay y tenemos más de 50 años dedicados a la elaboración y comercialización de embutidos y carnes frescas; buscando satisfacer y cautivar …

Historia

Por los años 60, un joven emprendedor tomó las riendas del negocio familiar: en un puesto de venta de cortes de cerdo en el mercado central de Lima. Los años pasaron y el joven hizo crecer su negocio. Fue ahí donde decidió especializarse en la elaboración de embutidos. Años después persiguiendo sus sueños de seguir creciendo, por los años 70, viajó a Alemania para adquirir la maquinaria necesaria para mejorar sus procesos y lograr su objetivo.

De regreso, construyó una pequeña planta en el Callao, pero como su meta y su visión siempre apuntaban al crecimiento, al poco tiempo se trasladó a un terreno en Campoy, San Juan de Lurigancho, ya que contaban con un espacio más amplio. Ahí en el año 1968 construyó la fábrica de embutidos Ti-cay, su centro de trabajo y su hogar, en donde vivió con su familia hasta entrados los años 90.

En esa misma época implementó su propia granja de cerdos en Huaral, para permitirle una integración vertical con mayores ventajas.
En la actualidad la granja cuenta con una de las mejores instalaciones del país y tiene la mejor genética porcina.

En sus inicios la planta producía 1,000 kilos mensuales y en la actualidad se produce 1’300,000 kilos mensuales.
 
Por los años 80 nace la marca “Don Pepito”. Posteriormente, en 1998 se crea Cerdeña, y en el 2000 nace Napolitana.

En la actualidad contamos con la acreditación HACCP, el cual es un certificado que garantiza buenas prácticas de higiene y sanidad dentro de la empresa.
Fruto de nuestra búsqueda de mejora continua es la preferencia en calidad y sabor de nuestros productos, representada en el sólido crecimiento de los últimos años.
Una parte del sueño se ha cumplido pero aun nos quedan muchos objetivos y metas por cumplir.